Emprendedor colombiano gana dinero del aire

Juan Carlos Alvarado, un joven empresario de Medellín, Colombia, afirma que gana cientos de dólares por día vendiendo botellas de aire de su ciudad natal.

Medellín, la segunda ciudad más grande de Colombia, es conocida como la “Ciudad de la Eterna Primavera”, debido a su agradable clima durante todo el año. Pero no se puede vender el clima a alguien a miles de kilómetros de distancia, ¿verdad? Sin embargo, Medellín Air es un asunto completamente diferente, y en realidad es un modelo comercial probado y verdadero. La gente ha estado vendiendo latas y botellas de aire fresco a personas en países contaminados como China durante años, y en realidad fueron estas historias de éxito las que inspiraron a Juan Carlos Alvarado, nativo de Medellín, a iniciar su propio negocio de venta de aire.

“Aquí guardamos el aire de Medellín, que es especial, una joya”, dijo Alvarado. “No envasamos aire puro, sino el de la ciudad, tal cual. Por supuesto, me aseguro de que sea de calidad”.

El joven empresario, que también incursionó en el canto, afirma haber creado un método especial para capturar el aire y envasarlo en pequeñas botellas de vidrio, que deben limpiarse a fondo para garantizar la ausencia de cualquier tipo de olor.

“Creé un dispositivo eficiente, un colector de aire, que tarda entre 15 y 30 minutos en atrapar las partículas para generar esa sensación de primavera. Es 100% natural”, dijo el empresario, sin revelar el método, supuestamente porque no tiene marca registrada y alguien podría robarlo…

Juan Carlos Alvarado afirma haber vendido 77 botellas de aire a $5 cada una solo el primer día. Inspirado por su éxito inesperado, duplicó su negocio y, al tercer día, supuestamente estaba vendiendo alrededor de 300 botellas a turistas en Parque Lleras, en El Poblado de Medellín.

“Quiero salir adelante con mi carrera artística y esta es una de las locuras que se me han ocurrido ante la dificultad de conseguir patrocinadores”, dijo Alvarado. “El aire embotellado puede hacerte reír al principio, pero este es un producto listo para usar”.

Medellín Air ha recibido mucha atención en las redes sociales y en la televisión nacional de Colombia, atrayendo aún más clientes para Alvarado. Desde entonces, ha creado páginas de redes sociales para su producto único para ayudarlo a vender aún más.

Aunque algunos han llamado a Alvarado un estafador por cobrar mucho dinero por una botella vacía, él disputa esas acusaciones con vehemencia.

“La gente me critica como estafador, pero es un negocio más difícil de lo que parece. Nunca es fácil llenar una botella con aire. Se necesitan 15 minutos como mínimo y 30 minutos como máximo para poner el aire limpio de Medellín en la botella”, explicó.