Empresas japonesas desarrollan «cajas de siesta» verticales para trabajadores de oficina

Dos empresas japonesas se están uniendo para producir «cajas de siesta» verticales que, según afirman, ayudarán a resolver el notorio problema de exceso de trabajo del país asiático.

El especialista en muebles con sede en Tokio, Itoki Corporation, y Koyoju Gohan, un proveedor de madera contrachapada de Hokkaido, firmaron recientemente un acuerdo de licencia para comenzar la producción de un artilugio de aspecto extraño que, según afirman, abordará el fenómeno del exceso de trabajo en las oficinas de Japón. Básicamente consiste en una vaina vertical de madera que permitirá a los usuarios entrar y utilizar como espacio privado para dormir de pie.

Puede sonar como una broma de mal gusto, pero este es un producto real que probablemente se presentará en las oficinas japonesas en un futuro cercano. Dado que los trabajadores pasan tanto tiempo en el trabajo, algunos obtendrán esos minutos tan necesarios de sueño en cualquier lugar que puedan, en los baños de sus empleadores, en el tren durante su viaje o incluso en sus escritorios. Las cápsulas de siesta al menos aseguran que estén cómodamente apoyadas para que no se caigan.

“En Japón, hay muchas personas que se encierran en el baño por un tiempo, lo cual no creo que sea saludable. Es mejor dormir en un lugar cómodo”, dijo Saeko Kawashima, directora de comunicaciones de Itoki, en una entrevista reciente. “Creo que muchos japoneses tienden a trabajar continuamente sin descansos. Esperamos que las empresas puedan usar esto como un enfoque más flexible para descansar”.

Las cajas para siestas, que se han comparado con calentadores de agua de tamaño humano o camas de bronceado verticales, supuestamente ofrecen un apoyo cómodo para la cabeza, las rodillas y la espalda, lo que permite a los usuarios tomar siestas ordenadas sin tener que preocuparse por caerse.

El precio y la disponibilidad aún no se han anunciado, pero Kawashima dijo que su compañía espera que las cajas para siestas aumenten la productividad de los empleados y al mismo tiempo promuevan una cultura laboral saludable.