Los hoteles de cerdos en China cuentan con enormes instalaciones de producción de carne de cerdo de varios pisos

Después de ver su producción de carne de cerdo diezmada por los brotes de gripe porcina africana, China ha estado invirtiendo fuertemente en los llamados «hoteles de cerdos», controvertidas instalaciones de cría de cerdos de varios pisos.

¡Hable acerca de elevar la cría de cerdos a nuevas alturas! Durante los últimos tres años, los granjeros de toda China han estado invirtiendo miles de millones de dólares en enormes instalaciones de cría de cerdos de gran altura, conocidas popularmente como hoteles para cerdos. La tendencia comenzó con instalaciones de dos y tres pisos, pero rápidamente se convirtió en estructuras monolíticas de más de 10 niveles, con decenas de miles de animales criados en cada uno. A fines de este mes, Zhongxin Kaiwei Modern Farming, una empresa privada en Hubei, está lista para completar un hotel para cerdos de 26 pisos que se promociona como la estructura de este tipo más grande del mundo.

Ubicada en la ciudad de Ezhou, la enorme estructura de Zhongxin Kaiwei se promociona como el «criadero de cerdos más alto del mundo». Consta de dos edificios de 400.000 metros cuadrados, ambos equipados con máquinas de alimentación automática y sistemas inteligentes de filtración y desinfección del aire, así como un sistema de tratamiento de residuos a base de biogás que convertirá el estiércol de cerdo en energía limpia para la generación de electricidad y calefacción.

Cuando se complete la construcción, se espera que el hotel porcino más grande de China produzca alrededor de 54.000 toneladas de carne de cerdo de una manada de 600.000 al año.

Estas granjas porcinas de varios niveles también se han construido en Europa, y aunque algunas todavía están en funcionamiento hoy en día, la mayoría cerró a lo largo de los años debido a problemas de gestión y al rechazo público contra la cría masiva e intensiva de cerdos. Sin embargo, ninguno de ellos superó nunca los tres pisos. Los hoteles para cerdos de China, por otro lado, literalmente están llevando el modelo a nuevas alturas.

Hasta 2019, las granjas porcinas de varios niveles eran ilegales en China, pero cuando los brotes de gripe porcina africana comenzaron a causar estragos, elevando los precios de la carne de cerdo por las nubes, el gobierno chino levantó la prohibición en un intento de aumentar la producción para satisfacer la demanda. Han estado apareciendo pequeños hoteles para cerdos en todo el país, y desde entonces se han vuelto más y más altos.

“En comparación con las granjas tradicionales de cría de cerdos, esto ahorra tierra y es más respetuoso con el medio ambiente, ahorra energía y recursos”, afirma un inversor de un hotel porcino, pero el modelo sigue siendo controvertido.

Además de las preocupaciones sobre la calidad de vida de los animales que se crían en los hoteles porcinos, los expertos han expresado su preocupación por la bioseguridad de dichas granjas porcinas. Zheng Zhicheng, director de asuntos públicos del conglomerado agrícola New Hope Group, dijo que eventuales brotes de gripe porcina africana en hoteles de cerdos podrían generar pérdidas masivas, ya que serían más difíciles de contener.