¿Los perros pueden comer corteza de pizza?

Tener un perro es complicado y lo único con lo que todos los dueños de perros pueden identificarse es con el gran apetito de su perro.

Incluso si han terminado la gran comida que les habías preparado, tan pronto como noten que tienes comida en tu regazo, estarán listos para segundos.

Pero seguramente no está de más darles un bocado de tu pizza, ¿verdad? Solo la corteza? Bueno, si bien esto puede parecer inofensivo, hay mucho más que aprender sobre esto de lo que piensas.

¿Pueden los perros comer pizza?

Si bien un perro que come pizza no es una cuestión de vida o muerte, es mejor que no se dé el gusto. Esto se debe a que la pizza contiene capas de ingredientes que podrían afectar negativamente la salud de tu perro.

Además, la masa de la pizza no contiene ningún tipo de nutrientes. Aunque un pequeño bocado no le hará daño, la masa de pizza no le ofrecerá nada bueno a su mascota.

¿Qué seguro es comer masa de pizza?

Para responder a esta pregunta es necesario saber qué ingredientes se utilizan para hacer la base de la pizza. Para hacer la corteza se utiliza levadura, harina, sal, agua, huevos y aceite de oliva.

Solo de esta lista, está claro que no hay nada significativamente beneficioso en términos de nutrientes.

Debido a esto, si su perro comiera masa de pizza, solo sería segura en una pequeña cantidad. Para ellos, comer pizza como comida sería muy malo para su salud y desarrollo.

Si su perro va a comer un bocado de pizza, es probable que desarrolle un gusto por ella, ya que está llena de todo lo delicioso que normalmente no se le permite.

Sin embargo, esto aumentará sus posibilidades de obesidad e incluso puede causar problemas digestivos. Si bien está bien darle a tu perro un pequeño mordisco, debes asegurarte de no convertirlo en un hábito.

Ingredientes de pizza que pueden causar daño

Aunque a todos nos encanta la pizza, hay muchos ingredientes que pueden causar daño a tu perro.

Queso

A todos nos encanta el queso y muchos de nosotros lo comemos en casi cualquier cosa cuando tenemos la oportunidad. Pero, ¿significa esto que los perros también pueden consumir queso?

Si bien pequeñas cantidades no dañarán a su perro, demasiadas pueden ser dañinas ya que la mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa. Esto eventualmente conducirá a problemas intestinales, diarrea y vómitos.

Salsa de pizza

Otro ingrediente a tener en cuenta es la salsa para pizza. La salsa de pizza tiene un sabor dulce y sabroso que tanto a los perros como a sus dueños les encanta, sin embargo, esto aún puede ser dañino para su mascota.

Debido a los ingredientes que contiene la salsa de pizza, puede ser difícil de digerir para su perro, lo que puede causar problemas estomacales.

Carne procesada

Lo que debe quedar claro es que la carne utilizada en la pizza es procesada, sin embargo, esta carne procesada puede ser mala para el estómago de su perro. A los perros les encanta la carne, por lo que cuando se encuentran con pizza, la tentación puede ser demasiado.

Los perros necesitan carne pura y fresca que les beneficie, no la carne de la pizza.

Especias

Lo peor de una pizza son sus especias porque, si bien es muy agradable para nosotros, es tóxico para los perros.

Comer pizza con demasiada especia no solo será demasiado picante para ellos, sino que también puede causar gases y, en algunos casos, dolor de estómago.

Cebollas y ajo

Por último, tenemos la cebolla y el ajo. Estos dos ingredientes son componentes centrales del sabor agregado de una pizza que le da su delicioso sabor, sin embargo, esto no es algo que un perro deba consentir. Esto es altamente tóxico para ellos.

¿Qué le puedo dar a mi perro en lugar de pizza?

Si quieres mantener sano a tu perro, existen muchas alternativas a la pizza. Éstos incluyen:

Fruta

Una alternativa es la fruta. La fruta está repleta de vitaminas y minerales que su perro necesita. También contienen fibra que ayuda a mantener a tu perro regular.

Puedes comprar frutas frescas o congeladas en cualquier supermercado. Sin embargo, tenga en cuenta que hay ciertas frutas que no pueden comer, como las uvas.

Carne

Otra opción es la carne. Aunque la carne no es tan nutritiva como la fruta, proporciona proteínas. La proteína mantiene a tu perro fuerte y saludable y es excelente para su crecimiento.

Verduras

Las verduras son una excelente fuente de vitaminas y minerales. También son altos en fibra. Un plato de verduras llenará la barriga de tu perro y lo mantendrá feliz y saludable.

Huevos

Los huevos son una maravillosa fuente de proteínas y calcio. También son grasas de alta calidad, esenciales para la piel y el pelaje de tu perro.

Pan de molde

El pan es una forma fantástica de alimentar a tu perro y una alternativa ideal. Si bien, como se destacó anteriormente, el pan no brinda ningún valor nutricional, ya no existe el riesgo de consumir cualquier tóxico como lo haría una pizza.

Arroz

El arroz es una gran alternativa al pan. Es abundante y tiene una textura similar al pan. También es más fácil de digerir, por lo que no causa malestar estomacal. Incluso es algo que recomiendan los propios veterinarios.

Nueces

Los frutos secos son un gran snack para los perros. Son altos en energía y contienen proteínas. Sin embargo, esto solo debe darse en pequeñas cantidades y solo como un regalo. Esto se debe a que las nueces tienen un alto contenido de grasa.

A pesar de esto, las nueces siguen siendo una mejor opción que la pizza, ya que son menos tóxicas.

Cereales

El cereal es una gran alternativa a la pizza. Es alto en proteína y fibra. También es fácil de digerir y no dejará a tu perro hinchado. Asegúrese de darle a su perro cereal sin azúcar solo en pequeñas cantidades.

La mejor manera de alimentar a tu perro

Los perros necesitan una dieta variada para mantenerse saludables. Como tal, es importante alimentar a su perro a diario. Al hacer esto, te aseguras de que tu perro obtenga toda la nutrición que necesita.

Esto significa que no tienes que preocuparte por darle a tu perro una variedad de alimentos todos los días. A la hora de alimentar a tu perro, es importante recordar que son carnívoros.

Esto significa que requieren carne como parte de su dieta.

Cuando alimente a su perro, es mejor ceñirse a un tipo de alimento a la vez. Al hacer esto, se asegura de que su perro obtenga suficiente cantidad de cada nutriente.

Además, al tener un solo tipo de alimento, evitas sobrecargar el sistema de tu perro. Sobrecargar el sistema de su perro podría provocar problemas de digestión y otras complicaciones.

A la hora de elegir la comida de tu perro, asegúrate de elegir algo que se adapte a su edad y tamaño. De esta manera, puedes asegurarte de que tu perro coma bien durante todo el año.

¿Cuánto debo alimentar a mi perro?

Es importante tener en cuenta que la cantidad de alimento que le das a tu perro depende de la cantidad de calorías que consuma. Si desea saber exactamente cuántas calorías debe consumir su perro por día, puede usar un contador de calorías.

Estas calculadoras le permiten ingresar información sobre el peso y los niveles de actividad de su perro. Una vez que ingrese estos detalles en la calculadora, obtendrá una estimación precisa de cuántas calorías necesita su perro.

Se recomienda que alimente a su perro dos veces al día. Sin embargo, si su perro es más joven o tiene bajo peso, es posible que se beneficie de comer tres veces al día.

Siempre debe consultar con su veterinario antes de realizar cambios en la dieta de su perro.

¿Qué tipo de comida debo darle a mi perro?

Hay dos tipos de alimentos: secos y húmedos. La comida seca se compone de granos como trigo, maíz, arroz, avena y cebada. La comida húmeda se compone de carnes, pescados, aves, huevos y verduras.

Si bien ambos tipos de alimentos proporcionan diferentes nutrientes, no necesariamente hay nada de malo en usar cualquiera de los dos tipos.

Lo principal a tener en cuenta a la hora de decidir qué tipo de comida darle a tu perro es si prefieres un tipo de comida u otra. Algunas personas prefieren comer comida seca, mientras que otras disfrutan de la comida húmeda.

Si no está seguro de qué tipo de comida prefiere, debería probarlas primero. Intente mezclar los dos tipos de alimentos y vea cuál prefiere.

Otra opción es comenzar con una mezcla de los dos tipos de alimentos y avanzar gradualmente hacia un solo tipo de alimento.

¿Está bien alimentar a mi perro con snacks?

Si bien es mejor evitar la pizza, ¿significa esto que su perro no puede recibir snacks de sus dueños? ¡Realmente no! De hecho, algunos perros realmente se benefician de los snacks.

Tu perro no sufrirá por comer en exceso si le das pequeñas cantidades de golosinas de vez en cuando. Esto se debe a que las golosinas tienen un alto contenido de energía. También contienen proteínas, vitaminas y minerales.

Mientras mantenga las golosinas de su perro al mínimo, no sufrirá por comer en exceso.

Solo asegúrese de limitar la cantidad de golosinas que le da a su perro para que no se vuelva dependiente de ellas.

Las golosinas de su perro no deben representar más del 10% de su ingesta diaria.

¿Por qué mi perro come mi comida?

Su perro podría estar comiendo su comida por varias razones. Por ejemplo, puede que tenga hambre, esté aburrido o estresado. Es posible que tu perro haya empezado a comer tu comida porque le gusta el sabor.

Hay ciertos alimentos que tienen más probabilidades de causar problemas que otros. Se sabe que el chocolate, las cebollas, el ajo y la cafeína alteran el estómago de los perros.

Si sospecha que su perro está comiendo su comida porque le gusta su sabor, entonces debe tomar medidas para cambiar la forma en que come.

Podría intentar darle a su perro una golosina en lugar de su comida habitual. Alternativamente, podría ofrecerle un tazón de agua en lugar de su comida normal. Además, podría intentar alimentar a su perro a una hora diferente del día.

Al cambiar la hora a la que le das de comer, puedes reducir las posibilidades de que se acostumbre a comer en un momento determinado o a robar de tu plato.

Alimentos que son peligrosos para los perros

Es importante señalar que algunos alimentos son peligrosos para los perros. Si sospecha que su perro se ha comido estos artículos, debe comunicarse con su veterinario de inmediato.

La siguiente lista contiene alimentos que se consideran dañinos para los perros:

  • Chocolate
  • Uvas
  • Pasas
  • Cebollas
  • Ajo
  • Bebidas que contienen cafeína
  • Cafeína
  • Bebidas azucaradas

¿Cómo puedo evitar que mi perro coma mi comida?

Hay muchas maneras de evitar que tu perro coma tu comida. Puedes usar algo de sentido común y seguir estos consejos:

  1. Mantenga a su perro alejado de la cocina.
  2. No dejes comida tirada por ahí.
  3. No permita que su perro lama el exterior de los recipientes que contienen comida.
  4. Nunca dejes que tu perro beba/coma de cuencos que contengan comida.
  5. Supervise siempre a su perro mientras come.
  6. Cuando prepare comida para su perro, asegúrese siempre de no poner sal accidentalmente en la comida de su perro. La sal es tóxica para los perros.
  7. Asegúrese de lavarse las manos después de manipular alimentos.
  8. Use un temporizador cada vez que prepare comida para su perro. Esto le ayudará a recordar a qué hora lo alimentó por última vez.
  9. Trate de darle a su perro una golosina junto con su comida habitual.
  10. Alimenta a tu perro a diferentes horas del día.
  11. Cambia el lugar donde alimentas a tu perro o el comedero.
  12. Considere usar una marca diferente de alimentos.

¿Qué sucede si mi perro come pizza?

Si su perro come masa de pizza, entonces no hay necesidad de preocuparse. Sin embargo, si consume cualquier otra parte de la pizza, esto puede suponer un problema.

La consecuencia más grave de que tu perro coma masa de pizza es que puede enfermarse. De hecho, es posible que tu perro desarrolle una obstrucción intestinal.

Su perro debe recibir tratamiento lo antes posible si se enferma después de comer pizza. Póngase en contacto con su veterinario inmediatamente si está preocupado.

¿Cómo entrenar a tu perro para que no coma comida humana?

Ahora que sabemos que los perros no deberían comer pizza, la mejor opción es entrenarlos para que se mantengan alejados de su comida por completo.

Es inevitable que un perro no entrenado se siente a tus pies esperando que le den algo de tu comida o, a veces, incluso salta y come para dar un mordisco. Esto tiene que parar, y la única forma de hacerlo es a través de la formación.

Puedes enseñarle a tu perro a no comer tu comida de varias maneras. Aquí hay sólo unas pocas ideas:

Método 1: El juego de la espera

Este primer método requiere mucha paciencia por parte de su perro y de usted mismo como propietario. Lo que debes hacer es colocar un tazón de la comida favorita de tu perro frente a él.

Deje este tazón en el piso hasta por una hora, dándole a su perro suficiente tiempo para elegir comer. Si no come, simplemente retire el tazón y vuelva a intentarlo más tarde.

El objetivo es conseguir que tu perro coma de este bol dos veces al día. Cuanto más hagas esto, más se dará cuenta tu perro de que esta es su comida y tu comida es tuya. No importa cuánto supliquen, simplemente ignóralos.

Método 2: Acostarse

Otro método es enseñarle a tu perro a acostarse. Este es un truco básico pero ayudará a mantener a tu perro alejado de tu comida. Encuentre un área donde prepare y coma sus comidas y use este espacio para enseñarle a acostarse.

Su perro entonces asociará sus horas de comida con él acostado y manteniéndose alejado. Durante el entrenamiento, asegúrese de recompensar a su perro con una golosina cada vez que se acueste a su orden.

Con el tiempo, habrá aprendido que cuando cocines y comas, él debe mantenerse alejado.