Mujer demanda a compañera de trabajo por romperle las costillas al abrazarla demasiado fuerte

Foto/Getty Images

Una mujer china recientemente llevó a juicio a un compañero de trabajo, después de que supuestamente le rompieron tres costillas al abrazarla demasiado fuerte.

Esta extraña historia comenzó en mayo de 2021, cuando la demandante, una mujer de la ciudad de Yueyang, en la provincia china de Hunan, conversaba con un colega en su lugar de trabajo. En un momento, un compañero de trabajo se acercó y la saludó con un abrazo, lo que supuestamente la hizo gritar de dolor. Aparentemente, el hombre la había abrazado tan fuerte que ella seguía sintiendo dolor en el pecho incluso después de salir del trabajo, pero ella no buscó ayuda médica de inmediato y prefirió frotarse un poco de aceite caliente en el pecho e irse a la cama.

Cinco días después del ultrafuerte abrazo, el dolor en el pecho de la mujer se intensificó, por lo que finalmente acudió a un hospital para hacerse un chequeo. Un examen de rayos X reveló que no tenía una, sino tres costillas rotas, dos en el lado derecho de la caja torácica y una en el izquierdo. Se vio obligada a ausentarse del trabajo, lo que resultó en la pérdida de ingresos, y también gastó sumas considerables de dinero en facturas médicas y servicios de enfermería.

Según los informes, durante su período de recuperación, la mujer se reunió con el compañero de trabajo que accidentalmente le rompió las costillas y trató de negociar una especie de acuerdo con ellos. Sin embargo, no lograron llegar a ningún tipo de acuerdo, pues el hombre aseguró que ella no tenía pruebas de que su lesión hubiera sido provocada por su abrazo amistoso.

Al final, la mujer decidió presentar una demanda contra su compañero de trabajo en el Tribunal de Yunxi de la ciudad de Yueyang, pidiendo que la compense por las pérdidas financieras en las que incurrió debido a su fuerte abrazo.

Un juez ordenó recientemente al hombre que pagara a su compañera de trabajo 10.000 yuanes (1.500 dólares) como compensación por romperle las costillas accidentalmente con un abrazo. Aunque el daño en las costillas se descubrió después de 5 días, el tribunal dijo que no había evidencia para probar que durante esos 5 días la mujer participó en alguna actividad que pudiera haber causado la fractura de huesos. Además, estuvieron los testimonios de compañeros de trabajo que recordaron la dolorosa reacción de la mujer tras el abrazo.

La historia provocó un debate en las redes sociales chinas, pero la mayoría de la gente expresó simpatía por la situación de la mujer y aconsejó a otros que moderaran sus acciones al saludar a amigos y colegas.