Pareja instala una cámara oculta en la habitación del bebé y se sorprenden por lo que ven

Lo que vieron simplemente no tenía ningún sentido…

Una pareja de Bélgica notó que su hija de un año, Amy, llora mucho cuando duerme con ellos, pero está mucho más tranquila cuando duerme en otra habitación con su perro. Esto los llevó a dejar que Amy durmiera en esa otra habitación con más frecuencia. A primera vista, esto parecía maravilloso. Tuvieron muchas menos noches inquietas y le confiaron a su perro a su hijo, ya que siempre fue muy cariñoso y leal.

Pero simplemente no tenía ningún sentido. ¿Qué estaba pasando en esa habitación? ¿Por qué su hija estaba tan callada? La pareja quería averiguarlo, por lo que instalaron una cámara en la habitación, que grabaría durante la noche. Cuando se enteraron de lo que pasaba, la madre empezó a llorar y su marido tuvo que consolarla.

El perro

El perro de la familia era un perro maravilloso, leal y cariñoso. Se había acostumbrado bastante rápido a la presencia de su nuevo miembro de la familia y mostró un gran afecto hacia la niña. Si alguien dice que los perros no pueden sentir empatía, deberá mostrarles este perro. Hizo algunas cosas asombrosas que demostraron cuánto se preocupaba por la pequeña Amy.

Bondadoso

Por ejemplo, trataría a Amy como a un cachorrito. Él le traería sus juguetes favoritos y constantemente querría jugar con ella. Cada vez que sus padres la llevaban al dormitorio, él la seguía y se quedaba de guardia durante toda la noche. Pero lo más sorprendente fue que Amy no lloraba cuando dormía en la misma habitación que el perro.

Durante el día

Cada vez que Amy lloraba durante el día, el perro hacía un pequeño baile entusiasta que rápidamente convertía el llanto de Amy en risa. Era obvio que amaba a la niña. Pero cuando la pareja descubrió lo que estaba haciendo en la habitación mientras los humanos dormían, no podían creer lo que veían.

Instalando la cámara

La pareja estaba muy interesada en lo que sucedía en ese dormitorio, así que fueron a la tienda y compraron una cámara. Venía con visión nocturna, por lo que sería capaz de grabar durante toda la noche. Instalaron la cámara en el dormitorio y se fueron a dormir. No sabían que estaban a punto de descubrir algo inusual.

Esa mañana

Cuando se despertaron a la mañana siguiente, se dedicaron a sus asuntos habituales. Tomaron una taza de café y alimentaron a su hija. Había sido otra noche tranquila, sin que tuvieran que despertarse para consolar a Amy. Después del desayuno, decidieron echar un vistazo a las imágenes para averiguar si había sucedido algo esa noche.

El metraje

Conectaron la cámara al ordenador portátil de su familia y cargaron el metraje. Gran parte eran solo imágenes de la niña y el perro durmiendo. En un momento, el perro se puso de pie y parecía estar en alerta máxima. Por los sonidos de las imágenes, pudieron decir que esto había sido cuando uno de ellos había ido al baño en medio de la noche. Les tomó un tiempo encontrar algo inusual, pero cuando lo encontraron, la madre comenzó a llorar.

El descubrimiento

Lo inusual sucedió alrededor de las 4:10 a.m. Podían ver a su pequeña Amy despertando de un sueño profundo. Ella empezó a llorar. La pareja no tenía idea de qué estaba mal, porque ella había estado durmiendo como un bebé solo unos momentos antes. Pero cuando vieron lo que estaba haciendo el perro, no podían creer lo que veían.

El perro y la niña

El perro había estado profundamente dormido al lado de la cama, pero fue despertado por el llanto de Amy. Al principio tampoco parecía saber lo que estaba pasando, así que hizo una revisión rápida de la habitación. No parecía haber peligro. Pero aún así, la niña estaba llorando. Lo que hizo entonces fue absolutamente increíble.

Consolador

El perro se acercó a Amy y se paró sobre dos patas. Colocó ambas patas en la parte superior de la cama y comenzó a lamer y golpear su cabeza contra la cara de Amy. Obviamente estaba tratando de consolarla. ¡Y funcionó! Por un tiempo, al menos. Luego se reanudó el llanto. Cuando el perro finalmente descubrió por qué Amy estaba llorando, inmediatamente tomó medidas.

Saliendo de la habitación

Para sorpresa de la pareja, su perro salió de la habitación, dejando atrás a Amy llorando. Estaban confundidos. Seguramente, si Amy hubiera seguido llorando por más tiempo, se habrían despertado. Luego vieron al perro regresar a la habitación con algo en la boca. La pareja se sorprendió al ver lo que llevaba.

En su boca

Para sorpresa de todos, el perro llevaba el biberón de Amy. Había ido a la cocina a buscarlo, después de darse cuenta de que Amy tenía hambre. La pareja no podía creer lo que veían. Su perro todavía logró sorprenderlos, incluso después de los largos años que habían vivido juntos. ¡Esto fue adorable!

Hora de la comida

El perro volvió a acercarse a la niña y logró meterle el biberón en la boca. Lo chupó ansiosamente y bebió la leche que contenía. El llanto se detuvo de inmediato. La pareja había sospechado que la falta de llanto durante la noche tenía algo que ver con su perro, pero nunca se les habría ocurrido. Pero se volvió aún más extraño…

Publicándolo en Facebook

La madre decidió publicar en Internet el video de su perro alimentando a su hija. Rápidamente se volvió viral, con comentarios de todo el mundo. Un comentario en particular se destacó. Cuando la pareja leyó el comentario, no pudieron ocultar su sorpresa.

El comentario

El comentario en Facebook fue de una mujer estadounidense, quien dijo que su perro en realidad había hecho cosas similares cuando su hijo aún era un bebé. Desafortunadamente, nunca pensó en capturar el momento conmovedor en cámara, por lo que estaba muy contenta de haber visto el video de la pareja belga.

Conmovedor

El video llegó a muchas personas y les mostró cuánta compasión puede mostrar el mejor amigo del hombre a los niños pequeños. Es realmente una historia conmovedora de un perro y su amor por un miembro de la familia. ¡No es de extrañar que a la gente de todo el mundo le encante tener una mascota cerca!