Una pareja de 50 años vive permanentemente en un crucero porque es más barato que una hipoteca

Imagínese jubilarse temprano y pasar el resto de su vida en un crucero visitando lugares exóticos, conociendo gente interesante y comiendo comida deliciosa. Suena fantástico, pero seguramente es la fantasía de un multimillonario, ¿verdad?

No según Angelyn Burk, de 53 años, y su esposo Richard. Están viviendo su mejor vida saltando de un barco a otro por alrededor de $100 por noche, según el crucero. «Los costos de los cruceros varían bastante, nuestro objetivo es promediar alrededor de $100 por noche para la pareja, o menos durante todo el año calendario», dijo Richard a Upworthy.

Los Burk han llamado a los cruceros su hogar desde mayo de 2021 y no tienen planes de volver a sus vidas como marineros de agua dulce. Angelyn tomó su primer crucero en 1992 y cambió sus metas en la vida para siempre.

“Nuestro plan original era permanecer en diferentes países durante un mes y eventualmente retirarnos a los cruceros a medida que envejecíamos”, dijo Angelyn a 7 News. Pero hace unos años, Angelyn analizó los números y se dio cuenta de que podían comenzar mucho antes de lo esperado.

“Nos encanta viajar y buscábamos una manera de viajar continuamente durante nuestra jubilación que tuviera sentido financiero”, dijo. Buscaron ofertas que podían encontrar a través de membresías de lealtad y luego consideraron el precio de venta potencial de su casa y se dieron cuenta de que su sueño era totalmente asequible.

Las matemáticas aproximadas tienen sentido. Si la pareja alcanza su meta de gastar $100 por noche para vivir en un crucero, eso significa $36,500 al año. Actualmente, el precio promedio de una casa en Tukwila, Washington, donde la pareja tiene una casa, es de aproximadamente $607,000. Digamos que se mudó allí hoy, hizo un pago inicial del 20% y financió el resto, la hipoteca le costaría alrededor de $44,000 al año.

Además, en un crucero, la pareja no tiene que pagar la compra.

Los Burk pueden vivir su sueño porque han pasado toda su vida siendo responsables. “Hemos sido frugales toda nuestra vida para ahorrar e invertir con el fin de lograr nuestro objetivo”, dice ella. “No nos interesan las cosas materialistas sino las experiencias”.

Angelyn dice que los cruceros eliminan el estrés de los viajes. “Es un viaje placentero sin las complicaciones de reservar hoteles, restaurantes y transporte sin salirse de nuestro presupuesto”, dijo a 7 News. La pareja viaja ligera con solo dos maletas entre ellos y si necesitan algo, simplemente lo compran en el barco o en el puerto más cercano.

Lo único a considerar antes de embarcarse en un crucero sin fin es COVID-19. El coronavirus se propaga fácilmente en lugares cerrados y un crucero que atracó recientemente en Seattle tenía 100 personas a bordo que dieron positivo por el virus. El CDC recomienda que las personas se vacunen antes de viajar en un crucero y que las personas inmunodeprimidas consulten con sus médicos antes de viajar.

Richard le dijo a Upworthy que cree que la seguridad de COVID-19 sigue siendo muy importante y ha recibido sus vacunas y un refuerzo. «Sugeriría usar una máscara en todo momento cuando esté en público, sin importar si está en un barco, en una sala de cine, en un restaurante o incluso reuniéndose con amigos adentro o afuera», dijo.

Después de dejar atrás sus trabajos y el continente, los Burk completaron un crucero de 21 días por el canal de Panamá. Esperan un crucero de 50 días por el mar Adriático, disfrutando de las vistas de Europa, así como un crucero de 51 días desde Seattle a Sydney, Australia.

Los destinos favoritos de los Burk, sin importar cómo lleguen allí, son Italia, Canadá, Islandia y las Bahamas, pero su principal favorito es Singapur.